Novedades

Loor a María

Oh fuego proveniente de miles de soles, ningún corazón congelado se resiste, cuando Tu pie se ha posado en él.

Oh luz que viene de miles de estrellas, no hay ya más ojos ciegos que pierdan el camino, después de que te han mirado.

Oh melodía proveniente de miles de ángeles, no hay oídos atormentados que permanezcan indiferentes después de haber escuchado Tu voz.

Oh ternura de miles de manos maternales, no hay alma que permanezca insensible después de que Tú cariñosamente le has mostrado la cruz.

Oh poder, infinitamente mayor que el de miles de demonios, no hay diablo que no tiemble al oír Tu dulce nombre.

Oh aroma semejante al de miles de flores, no hay fetidez que no desaparezca  al fluctuar de Tu aliento.

Oh Celestial Señora María, mil veces me he entregado a Tí, no hay fibra de mi corazón y de mi alma que no te pertenezcan.

 

Oración a María Reina de la Paz

Querida Madre María,

La creación de Dios está manchada por guerras, desavenencias, peleas, incomprensiones, odios, intolerancias, envidias, celos, discordias, asesinatos, homicidios, destrucción, torturas, tormentos, desprecios y todo el sufrimiento que los seres humanos se causan unos a otros.

Yo te suplico, haz que la luz de tus dulces ojos nos lleve al camino del brote de la santidad en nuestras almas. Que la fuerza de Tu amor derritan los corazones helados de los seres humanos, para desarmar con ello al Anticristo, el maestro del odio.

Oh Reina de la Paz,

haz que  nosotros, con nuestros corazones desgarrados por los efectos del pecado original, la infracción contra el Plan de Dios, seamos Tus apóstoles de la paz, para que junto con nuestra Señora Celestial iniciemos la venida de la era de la paz.

 

Modo de recibir la comunión

A menudo preguntan los fieles a Manuela Strack, por qué practica arrodillada la comunión de boca. La Madre de Dios le ha recomendado recibir la comunión de rodillas y en la boca. Manuela observó también una patena, que es para evitar que la más mínima partícula del cuerpo de Cristo caiga al piso. Sin embargo queda a juicio de los fieles, escoger el modo de recibir la comunión, según el dictado de su conciencia.

 

Urgente llamado a la oración

 

El 7 de octubre del 2002, la Santísima Virgen María me confió “3 claves”. El deseo de la Madre de Dios era, que no revelara el contenido de ellas. Estas 3 claves estaban destinadas sólo para el Santo Padre en Roma. Sin revelar el contenido de las claves, les hago de su conocimiento que estas han comenzado. A causa de los actuales acontecimientos, les pido que oren de manera especial por el Papa, los sacerdotes y la iglesia. Pongan su mirada en Nuestro Señor Jesús y en su Madre. Por favor, respondan al odio y a la violencia con el escudo de Dios: con amor y con oración. Me siento obligada a escribir, que nosotros los cristianos deberíamos ahora unirnos en oración. No debemos perder el tiempo. Cuando oramos, es verdad que no podemos todo, sin embargo si podemos cambiar mucho. En todos los tiempos ha sido el deseo de la Santísima virgen proteger al Papa, a los sacerdotes y a la iglesia. Si los mensajes de la Madre de Dios continúan siendo ignorados, el dolor de la iglesia será todavía mayor. No quiero con este mensaje crear pánico, pues sería contraproducente. Por favor, no se queden mirando las noticias en los diferentes medios de comunicación, comiencen a orar.  Organícense en grupos de oración según sus posibilidades. Después hagan lo que Dios quiere (oren) y actúen responsablemente. Como recomendación principal, conságrense al Sagrado Corazón de María. Coloquémonos todos debajo del manto protector de la Inmaculada Virgen María. Ella desea intercesión por todos nosotros, alemanes, ante su Hijo Jesús con el fin de que nuestra “sordera” ante la voluntad de Dios, sea sanada.

 

17.09.2006                  Manuela Strack

 

 

 

Desde el mes de junio del 2000 se aparecen en Sievernich: la Madre de Dios, varios santos, el Papa Pío XII y san Gabriel Arcángel, a una joven y sencilla madre de familia llamada Manuela. Sievernich se encuentra aproximadamente a 30 km. al sudoeste de Colonia, cerca de Zülpich y pertenece a la diócesis de Aquisgrán.

Los mensajes: Manuela recibe mensajes de la Madre de Dios, de algunos santos y de vez en cuando de Jesús mismo. Estos mensajes son muy variados, pero no    superan las verdades que la Iglesia Católica siempre ha enseñado. Aquí tan solo podremos mencionar algunos puntos esenciales: la Madre de Dios nos hace una llamada a la conversión, a hacer sacrificios y penitencias. Nosotros debemos hacer uso del sacramento de la penitencia con mayor frecuencia y recibir dignamente al Salvador en la Eucaristía, esto es, sin haber cometido ningún pecado grave. Nosotros debemos arder de amor a Dios y también no olvidarnos de nuestro prójimo. Ella desea especialmente que a su divino Hijo le rindamos el honor que se merece. Esta es la manera como Ella desea que adoremos al Señor: a menudo y con fervor. Sí, nosotros debemos de orar incesantemente. Ella desea que en todo lo que hagamos permanezcamos pequeños y humildes. Ella hace una llamada a sus hijos, los sacerdotes, a volver al buen camino y seguir a su divino Hijo. También las profesías forman parte de sus mensajes.

Dirección de la Iglesia: El Obispo competente ha designado para Manuela un sacerdote como director espiritual.

Santa Teresa de Ávila: la gran mística española y Doctora de la Iglesia, le da consejos a Manuela regalándole oraciones de una profundidad extraordinaria. Quien ha leido los escritos de santa Teresa, nuevamente puede reconocer con toda claridad en los textos que ella le revela, su manera de expresarse y su temperamento.

Señal Eucarística: durante la adoración ante el Santísimo expuesto durante el encuentro de oración llevado a cabo el 8 de noviembre del 2004 en Sievernich, muchas personas vieron durante 15 minutos delante de la Hostia santa al Niño Jesús. Cuando el sacerdote retiró la Hostia de la custodia también desapareció el Niño Jesús.

Las tres “llaves”: El día 7 de octubre del 2002, la Madre de Dios le dijo a Manuela: “...Mi pequeña perla de oración, aquí te entrego las llaves de mi divino y amado Hijo Jesucristo. ¡Calla, no hables al respecto, guarda silencio! Las llaves te servirán de arma contra todas las tinieblas. Ahora, tú sabes lo que pasará. ... Sólo al santo Padre en Roma, mi amado Pastor, le daré las llaves. Por favor no hables, pues no te creerán. No obstante, todo se cumplirá.” Estos secretos le fueron entregados al santo Padre el 11 de febrero del 2004.

Peticiones del cielo en Sievernich: La Madre de Dios desea una fuente de la Inmaculada para aliviar a los que sufren. Pero un deseo aún mayor es la formación de un centro espiritual en Sievernich. Jesús mismo dijo el 10.05.2003: “Este lugar ha sido reservado para Mí y Mi Madre. Yo quiero que las personas construyan un centro en este lugar, que esté al servicio de la Iglesia, Mi Cuerpo, y de esta manera me servirán a Mí. Servid con fidelidad y honradez a mi Padre que está en el cielo, a Mí, su Hijo y a su Madre. Allá se deberá llevar a cabo lo que Yo os enseñé, lo que dice la Iglesia. ¡Lo que Yo quiero sucederá, Yo triunfaré!” La Madre de Dios dijo el 02.06.2003: “Yo lo deseo así, mi Hijo lo desea. Yo deseo que se contruya un centro al servicio de la fe en este lugar. Satanás expresará su furia. Yo estoy con vosotros.” 

Del Catecismo de la Iglesia Católica concerniente a las revelaciones privadas:  En el transcurso de los siglos se han dado las llamadas “revelaciones privadas” algunas de las cuales han sido reconocidas por las autoridades de la Iglesia. Sin embargo, éstas no pertenecen al bien supremo de la fe. Éstas no  sirven para “perfeccionar” o “completar” las revelaciones definitivas de Cristo, sino que nos deben de ayudar, en un determinado tiempo, a vivirlas con mayor profundidad. Bajo la dirección del Magisterio de la Iglesia, el sentido religioso de los creyentes sabrá percibir y diferenciar lo que en dichas revelaciones es una verdadera llamada de Cristo o de sus santos  a su Iglesia.

El 5 de septiembre del 2005 la Madre de Dios dijo en Sievernich : 

« Nuestro próximo encuentro será la despedida. Yo os bendigo hijos míos y deseo que viváis juntos en gratitud, paz y amor ! Alabado sea Jesucristo!” 

Estas palabras significan, que la Madre de Dios se aparecerá por última vez el 3 de octubre del 2005. Esto nos pone tristes,pero sabemos que Ella seguirá presente en nuestros corazones.

 

Estas fotos instantáneas (polaroid) se tomaron en Sievernich el 5 de septiembre a las 18 horas al lado de la iglesia. Un peregrino tomó fotos el sol con su cámara polaroid. Se podía observar el sol  directamente con los ojos. Algunos peregrinos observaron ciertos fenómenos en el sol. Una peregrina contó que vió una luz oval moviéndose en el cielo, de la que salían rayos, y el sol se movía girando. Otros observaron que el sol se movía dirigiéndose a la tierra. 

Próximo encuentro en Sievernich : Lunes 3 de octubre del 2005, de las 15 :30 a las 20 horas 

Horas de apertura de la iglesia San Juan Bautista en Sievernich :

Diariamente de las 10 a las 18 horas (en invierno hasta las 17 horas)

Todos los lunes y miércoles a las 17 :30 horas rezo del rosario

 

Foto: Manuela Strack y Cardenal Ratzinger, actualmente Papa Benedicto XVI.

(encuentro el día 12 de Febrero del aňo 2004 Campo Teutónico, en Roma)

   Proclamación al “Rosario Perpetuo” para el Santo Padre, Papa Benedicto XVI

El día 2 de Mayo del aňo 2005  la Madre de Dios pronunció lo siguiente durante su aparición en Sievernich, cerca de Colonia :

……Vosotros habéis hecho peticiones al Cielo. Mi amado Hijo os regaló a Juan Pablo II y a Benedicto XVI. Esta es la respuesta de mi Hijo a vuestras oraciones…..Orad por la Iglesia, es muy importante!…..

Este mensaje pone de manifiesto cuán grande es el poder de la oración de las personas sencillas y cuán importante es rezar por la Iglesia y en particular por el Santo Padre. La Iglesia es el Cuerpo de Cristo, solo puede obrar a través de Cristo y con Cristo. Por lo tanto en estos tiempos tan difícilles para la Iglesia, el Santo Padre no podrá conseguir nada sin la ayuda de Dios. Esta ayuda deberá ser implorada por nosotros.

 Existe una unión muy especial entre el nuevo Papa y Sievernich. El Papa Benedicto XVI nos fué regalado por causa de nuestras oraciones. Por consiguiente es nuestro Papa en doble sentido. Esto significa también, que tenemos una responsabilidad muy especial hacia él. Por eso queremos apoyarlo con nuestras oraciones durante su Pontificado.

Hacemos un llamado a todos los creyentes que se sienten unidos al grupo “Blaue Gebetsoase” * de Sievernich, a acompaňar el Pontificado del nuevo Papa Benedicto XVI  con un  “Rosario Pepetuo”. Os invitamos a formar una continua cadena de oración, con la que lo apoyaremos en su función tan difícil y llena de responsabilidad.

En Polonia se rezó este rosario por el Papa Juan Pablo II . Miles de fieles se mostraron dispuestos a participar en este rosario. Su trabajo tan benéfico fué seguramente, entre otras cosas, también el  fruto de esta “Oración Perpetua”.

La “Buena Intención” diaria  y el sufrimiento ofrecido tienen un valor muy especial. Tal vez pueda usted rezar además la siguiente oración:

Padre Celestial, te ofrezco todo lo que hago, mis sufrimientos y sacrificios, unido a los méritos de Jesús y de María, en nombre de todas las almas y de las almas de la iglesia Trinitaria* con la intención de obrar de esta manera y seguir obrando en la Eternidad »

 Yo confío, oh Padre Celestial, y te ofrezco en sacrificio los corazones unidos de Jesús y de María, las heridas gloriosas y sagrientas de Jesús y las lágrimas de nuestra querida Madre Celestial. Seňor, hágase tu Voluntad !

Jesús, María, os amo, salvad almas !

Impreso con permiso eclesiástico.

Si usted quiere tomar parte en el Rosario Perpetuo por favor diríjase a “Blaue Gebetsoase, postfach 501108, 50971 Köln, adicionando su dirección.

* Fué el deseo de la Madre de Dios que se formara un grupo de oración y lo llamó  « Gebetsoase » (oasis azul de oración) y desea también que se formen más pequeňos « oasis » en todo el mundo.

El  día 4/02/2002 dijo,…….Permaneced fieles a mi Hijo. Mi amor se los mando a vuestros  corazones. Me sentís? Yo soy vuestra Madre, como podría dejar que os perdáis . Yo tejeré vuestras almas juntas en una Banda, mi Banda azul, mi oasis azul de oración.   Queridos hijos, os  llamo a formar pequeňas Iglesias en su hogar, pequeňos oasis azules de oración”

** La Iglesia luchadora=peregrina (mundo) La Iglesia sufriente (purgatorio) y la Iglesia triunfante (cielo)